Lengua, la asignatura de las asignaturas

Esta entrada es un resumen de la entrevista realizada por Francisco Cervera  (Paco) a Manuel Mellado en el programa  de radio Qué está pasando en nuestras aulas.

PACO: ¿Qué tema vamos a presentar hoy, Manuel?

MANUEL: saludos de nuevo a nuestros y nuestras oyentes. Hoy voy a reflexionar sobre la que considero la asignatura de las asignaturas, ya que todas las materias que se estudian en la escuela se comunican, se aprenden y se estructuran en nuestra mente por medio del lenguaje.

El proceso de aprender y enseñar la lengua es la base del aprendizaje de las demás áreas del conocimiento por eso hay que tratarlo en las escuelas e institutos con una dedicación especial.

PACO: Manolo, ¿tú crees que se está trabajando bien la enseñanza de la lengua en nuestros centros educativos?

MANUEL: podemos decir que una prueba contundente de que no se hace mal es que hoy día el 100% de las personas hablan, leen y escriben. No obstante, también pienso que podríamos mejorar nuestras didácticas para mejorar la capacidad de comprensión, de comunicación y la capacidad de crítica de nuestros chicos y chicas.

La didáctica tradicional que hemos utilizado en escuelas e institutos, ahora se reconoce de forma generalizada a nivel de expertos nacionales e internacionales que estaba desenfocada. Se intentaba que aprendiéramos la gramática muy exhaustivamente y, como resultado de ese aprendizaje, hablaríamos, leeríamos, comprenderíamos y escribiríamos mejor.

Hoy se piensa que el proceso debe cambiarse dando mayor tiempo e intensidad a los aspectos comunicativos del lenguaje, es decir, a hablar, escuchar, conversar, leer y escribir.

PACO: ¿Cómo se puede hacer lo que propones?

MANUEL: el enfoque es el siguiente, la asignatura de lengua debe seguir trabajando los aspectos gramaticales y literarios que le corresponden; pero, además, todos debemos convertirnos en profesores/as de lengua. Concretamos el proceso en la elaboración de lo que llamamos Proyecto Lingüístico de Centro. Un documento en el que se programan y coordinan todas las actividades y tareas realizadas sobre lengua en todo el currículo escolar: podemos elaborar un libro de estilo para determinar cómo queremos que se presenten los cuadernos y los trabajos, coordinar como se va a trabajar la ortografía, la lectura, etc. y lo haremos coordinando la lengua materna con las lenguas extranjeras para no tener que explicar lo que es un adjetivo en tres idiomas.

Por otro lado la lengua es un poderoso instrumento para mejorar la convivencia, si trabajamos la escucha activa y la resolución dialogada de los conflictos con lo que se relaciona el PLC con un código de cortesía que regule la convivencia en el centro .

PACO: veo que es una propuesta compleja. ¿Se acomete todo el trabajo de golpe? ¿Se empieza por partes? ¿Cómo se hace?

MANUEL: tienes razón porque en un colegio o instituto somos muchos profesores y profesoras con muchas asignaturas y es complejo implementar un cambio como el que supone un PLC. Hemos comprobado que es muy conveniente empezar por ir incorporando temas uno a uno. Apostamos porque se empiece a trabajar con la destreza de expresión y comprensión oral.Lo hacemos por varias razones. La primera y quizá más determinante es que en la realidad el lenguaje oral lo utilizamos el 80% del tiempo que utilizamos la lengua, mientras que la escritura sólo la utilizamos menos del 20% y paradójicamente, en la escuela estos tiempos son al revés: el alumnado está callado y escribiendo un 80% del tiempo de clase y sólo habla un pequeño porcentaje de tiempo.

También está comprobado que, mejorando el lenguaje oral, estructuramos nuestra mente de tal forma que nos ayuda después en el momento de realizar trabajos escritos.

Hay que trabajar la expresión oral formal sistemáticamente, desde infantil hasta la universidad. Ahora este tema se está valorando así y en muchas universidades se está realizando formación específica para la oratoria; porque se ha visto que muchos/as de nuestros doctorandos e investigadores perdían proyectos a nivel internacional por no saber defender oralmente sus propuestas ante los comités de selección.

El procedimiento que proponemos es sencillo: determinar cuántas intervenciones orales formales debe realizar cada alumno o alumna durante el curso, determinar las diferentes tipologías discursivas que queremos practicar, explicar las normas y distribuir entre todas las asignaturas el número de intervenciones que van a trabajar con cada alumno/a. Cada materia podrá incorporar su vocabulario específico y coordinar con el tutor/a del alumno o alumna una forma de evaluarlo para que, uniendo todas las valoraciones, tener una visión global de los progresos realizados.

Para evaluar, y en esto se puede contar con la ayuda de las familias, podemos realizar grabaciones en vídeo cortas en las que se puede valorar tanto la expresión oral como la no verbal y la corrección y adecuación del discurso. Si ofrecemos una rúbrica o relación de acciones que deben tenerse en cuenta en el momento de hablar en público, los propios alumnos y alumnas pueden autoevaluarse. Hemos comprobado que, después de evaluar su actuación en una grabación, los progresos del alumnado han sido espectaculares. En estos momentos estamos desarrollando en nuestra zona concursos de debates académicos que están subiendo los niveles de expresión oral muy positivamente.

Mejorar las didácticas de la lengua, trabajar la expresión oral de forma sistemática son dos necesidades para mejorar el rendimiento educativo de nuestras niñas y niños. Mejorar nuestras relaciones de amistad practicando una escucha activa es una necesidad social que ayuda a resolver los conflictos de forma pacífica.

PACO: Estoy viendo que tenemos que apuntarnos a mejorar nuestra capacidad de expresión oral.

MANUEL: efectivamente, Paco. Nunca debemos dejar de aprender.

Photo by Debby Hudson on Unsplash

La evaluación del conocimiento: un reto para la integración social

Esta entrada es un resumen de la entrevista realizada por Francisco CerveraManuel Mellado en el programa  de radio Qué está pasando en nuestras aulas.

Manuel: Hola Paco, un saludo a nuestros y nuestras oyentes. Hoy voy a tratar uno de los temas que más problemas de conciencia y preocupaciones me ha provocado en toda mi trayectoria profesional: la evaluación del alumnado.

Tradicionalmente la evaluación, por medio de la calificación, y la titulación ha sido y sigue siendo un potente mecanismo de selección y segregación social. Aprobados y suspensos, titulados y no titulados que han  ido apareados a ocupar o no ocupar determinados puestos profesionales o representativos a nivel económico o político. La escuela ha sido y es en este sentido una máquina de discriminación y de selección de las personas que propicia y resuelve este problema que contradice el principio de que todos los seres humanos somos iguales y se nos debe juzgar por nuestros méritos reales y no por medio de titulaciones a las que no se ha podido optar en igualdad de condiciones.

Nuestro sistema educativo democrático, por medio de su concepción comprensiva (obligatoriedad para todos y todas de los mismos años y currículo) y las medidas compensatorias  para favorecer la equidad intenta paliar esta situación de partida desigual pero evidentemente no puede conseguirlo. Es un tema social y político conseguir que el acceso y las condiciones de permanencia en el sistema educativo sean mínimamente equivalentes para todo el alumnado.

Paco: Entonces, ¿tú crees que no se debe evaluar al alumnado?

Manuel: Por otro lado, la sociedad necesita saber quiénes se esfuerzan, quiénes adquieren  conocimientos y además tiene que valorar los esfuerzos de todos y todas los y las que lo hacen por lo que la evaluación es necesaria en este sentido.

Tradicionalmente la evaluación se ha basado mayoritariamente en un solo instrumento,“el examen” que de forma experimentada desde todos los puntos de vista del ámbito científico  se ha demostrado que no mide lo que pretende: ni los contenidos asimilados, ni las destrezas o competencias adquiridas. Sólo mide de forma clara los contenidos retenidos sobre la materia estudiada en el momento de la realización del examen. Es un índice muy pobre para tomar decisiones sobre la capacidad de una persona para realizar un trabajo complejo en el que intervienen conocimientos, destrezas, competencias, emociones, etc.

En estos momentos, excepto en la administración pública en la que permanecen activas las famosas “oposiciones” pocas profesiones se contentan con un examen para seleccionar su personal y recurren a otros elementos como: currículo, entrevistas, pruebas prácticas, periodos de prácticas, etc.

Paco: ¿Qué instrumentos propones para evaluar de forma más adecuada?

En la escuela e institutos la propia ley nos exige que modernicemos nuestro sistema de evaluar y vayamos abriéndonos a otras  herramientas de evaluación además del examen para tener un conocimiento más profundo de los aprendizajes de nuestro alumnado.

Una de estas herramientas es el Portafolio. Si nosotros queremos valorar ahora a un arquitecto, un ingeniero, un pintor, un abogado… no buscamos sus notas en la carrera, miramos su obra como profesionales. En la escuela podemos ir recogiendo muestras reales de trabajos realizados por nuestro alumnado en los que se refleje claramente que han conseguido los objetivos que se les había planteado en esa materia.

Cuando se trata de valorar procesos, por ejemplo,si un alumno habla bien en público; podemos elaborar una rúbrica o cuestionario para valorarlo en la que señalemos los diferentes elementos que ha tenido que demostrar en su exposición:  si  ha estructurado el discurso coherentemente,  la corrección en la dicción, el lenguaje no verbal empleado, si ha realizado una buena presentación y  una despedida adecuada… Este tipo de instrumentos tiene una ventaja fundamental cuando el propio alumnado se evalúa con la rúbrica.  El proceso se llama metacognición y les permiten saber dónde se han equivocado y qué esfuerzos tienen que realizar para mejorar. Es la competencia de aprender a aprender. Aprendemos más cuando sabemos lo que sabemos y lo que nos falta por aprender.

Elaboración de proyectos, escalas de valoración, la observación directa del trabajo por el docente, simulaciones de casos  y  los mismos exámenes realizados de diferentes formas más abiertas pueden combinarse para que nuestra valoración del alumnado sea más objetiva y justa y a la vez cumpla el objetivo marcado por nuestra normativa que dice que la evaluación debe ser formativa. También nos obliga a valorar los contenidos de las asignaturas por un lado y por otro si han conseguido desarrollar los niveles competenciales que se han marcado para su curso y edad. Medir las competencias es más complejo y evidentemente no se puede hacer con exámenes. Solo se puede valorar cuando se ejecuta en la práctica.

Paco: La situación está complicada para el profesorado en estos momentos.

 Efectivamente,  en estos momentos vivimos un tiempo de tránsito en el que se mezclan y confunden diferentes conceptos: evaluación que puede entenderse con lo que hemos explicado. Pero luego hay que calificar que quiere decir que la evaluación que hemos hecho del trabajo del alumnado hay que cuantificarla con una nota numérica, este tema se complica porque durante un curso se trabajan muchos temas y hacer medias no siempre es lo más justo y acertado. Y por último al profesorado nos queda la obligación de decidir si el alumno promociona de curso o no y si titula o no si está al final de la etapa con lo que volvemos al principio de la intervención se nos exige seleccionar o segregar al alumnado. De esa forma partimos de la inseguridad de conocer si hemos evaluado bien o no y desde la conciencia de que nuestra decisión va a determinar en parte el futuro de las personas.

El colectivo de docentes debe realizar un gran esfuerzo para conseguir articular procedimientos para evaluar, calificar, promocionar y titular que conjuguen de la forma más justa  y equitativa posible los méritos individuales, paliando en lo posible los efectos segregadores que podemos provocar con nuestros juicios.

Tenemos que ampliar nuestras ideas de evaluación incluyendo nuevas herramientas y procedimientos para medir los conocimientos adquiridos y las destrezas desarrolladas. No podemos conformarnos con saber las notas de los exámenes para valorar a nuestros chicos y chicas.

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

La atención a la diversidad

Esta entrada es un resumen de la entrevista realizada por Francisco Cervera a Manuel Mellado en el programa Qué está pasando en nuestras aulas.

Paco: Vamos a tratar hoy un tema muy relevante dentro del trabajo que se realiza en los colegios e institutos de nuestra ciudad: La atención a la diversidad. ¿Qué puedes decirnos sobre el tema?

Manuel:Es uno de los factores que más complica el trabajo del profesorado y que influye más directamente en los resultados generales del sistema educativo.

En la escuela que hemos vivido los que superamos el medio siglo de existencia, el maestro o la maestra explicaban para todos y difícilmente atendían a los que se quedaban atrás. Ahora la normativa está basada en dos conceptos fundamentales que obligan a hacerlo: la equidad y la inclusión.

La equidad pretende dar las mismas oportunidades de salida a todos los niños y niñas compensando, dentro de lo posible, las desigualdades de partida. Además hay que hacerlo de forma inclusiva: sin sacarlos del ambiente socializador de la escuela y dentro de lo posible del aula común.

Paco: ¿Pero eso no provoca que los resultados de todo el alumnado se resientan y disminuyan?

Manuel: Contrariamente a lo que puede parecer, las investigaciones internacionales nos demuestran que los sistemas educativos equitativos e inclusivos son los que producen resultados de más calidad y generan sociedades más desarrolladas, democráticas y justas.

El reto para el profesorado es enorme, pues en cada clase de 27 o 30 alumnos y alumnas pueden existir cuatro o cinco niveles diferentes de conocimientos y además puedes tener uno o dos alumnos con necesidades específicas de ayuda educativa.

Paco: La verdad que parece una tarea imposible.

Manuel: El desafío sólo se puede superar si cambiamos drásticamente el paradigma educativo basado en las explicaciones del profesor por otro basado en que sean los alumnos y las alumnas los protagonistas directos de su propio aprendizaje.

En nuestros centros existen diferentes instrumentos legales y organizativos para mejorar la atención a la diversidad: Departamentos de orientación que diagnostican, profesores especializados en pedagogía terapéutica o logopedia, se dedican horas para refuerzos en grupos pequeños, se realizan desdobles de clases para tener menor ratio en áreas fundamentales como matemáticas, inglés…, se organizan agrupamientos flexibles, etc.

Paco: Pero en la actuación del día a día,¿ cómo se trabaja la atención a la diversidad?  Continuar leyendo “La atención a la diversidad”

Taller de arqueología para niños

La Delegación de Cultura, Educación y Patrimonio Histórico ha abierto el plazo de inscripción para los talleres de prehistoria y arqueología para niños de 8 a 12 años, que tendrán lugar los meses de febrero, marzo y abril dentro del programa «Marbella Educa».

Los talleres están organizados por la Delegación de Cultura, en colaboración con la asociación Cilniana y viajesalaprehistoria.com y son la continuación de los talleres sobre Prehistoria y Roma que se han celebrado con gran éxito de participación los meses de diciembre y enero.

En esta ocasión, los niños viajarán al pasado de la ciudad en talleres sobre Prehistoria, Fenicia, Roma y la Edad Media. Las actividades se realizarán en el entorno inmediato de los yacimientos arqueológicos y serán tanto teóricas cómo prácticas y experimentales, donde los niños puedan convertirse en pequeños arqueólogos aprendiendo técnicas de pintura rupestre o fabricación de lucernas romanas, todo ello en yacimientos como la villa romana de Río Verde o la muralla medieval de la ciudad.

La inscripción es gratuita y se hará por riguroso orden de solicitud en educacion@marbella.es. Todos los niños que se apunten, tendrán que recibir un e.mail de confirmación.

Programa:

11 de febrero: Prehistoria y arqueología
25 de febrero: Taller de Romanos
28 de febrero: Taller de la Edad Media
3 de marzo: Taller de prehistoria
11 de marzo: Taller de Fenicios
17 de marzo: Taller de la Edad Media
8 de abril: Taller de Prehistoria

Ahora educación

Este nuevo programa de Radio Televisión Marbella, que se emite todos los domingos a las diez de la noche, es la ilusionada aventura que Marbella Activa comparte con este medio municipal con la firme convicción de su necesidad. Creemos que, si os abrimos una ventana para ver qué está pasando en nuestras aulas, podréis valorar mejor la entrega de nuestros maestros. Esperamos ayudar a que os deis cuenta de la importancia que tiene el trabajo que llevan a cabo y sepáis reconocerlo. Asimismo esperamos que toméis conciencia de la importancia que tiene vuestra participación en la escuela. No importa vuestra preparación,importan vuestras ganas de aprender a hacerlo mejor. Nadie podrá ayudar a vuestros hijos mejor que vosotros mismos. La escuela os necesita para que vuestros hijos puedan encontrar lo mejor de sí mismos. Y esto, os lo aseguro, no son palabras bonitas, son hechos que podéis comprobar.

En este programa vamos a hablar de Educación, pero de educación para todos y cada uno de nosotros. Cierto que tendrán un papel especial nuestros estudiantes y nuestros centros escolares, pero atenderemos también a cualquier otra entidad que genere conocimiento y quiera compartirlo con nosotros. En definitiva, queremos ayudar a formar una auténtica ciudad educadora. Y para eso os necesitamos a todos. Ya sabéis que para educar a un niño hace falta la tribu entera.

Por eso no se nos ha ocurrido mejor manera de comenzar que tratando de animar un pacto educativo para Marbella y San Pedro. Somos conscientes de que la   educación no se cambia con una ley (puede ayudar) ni con una escuela que no se abra a las familias y a la comunidad de la que forma parte, y por eso hemos decidido convertirnos en agentes del cambio y lanzar esta propuesta hacia el pacto educativo en Marbella y San Pedro, a fin de convertirnos en una auténtica ciudad educadora.

Para ello hacemos un llamamiento general a los centros escolares, las instituciones,los medios de comunicación, las empresas y las asociaciones que quieran sumarse a este Pacto Educativo de Marbella y San Pedro.

No podemos convertir la escuela en un aparcamiento de niños y a sus profesores en sus cuidadores. No podemos hacerles responsables  de todo: que hay un caso de violencia machista, se añade una asignatura más al sobrecargado curriculum; que los alumnos no saludan por la mañana, ni piden las cosas por favor, ni ceden los asientos a las personas mayores, otra asignatura y además señalamos a sus profesores como culpables de hecho…¿Es que nos hemos vuelto locos? ¡Es la ciudad la que educa!¡Se educa en casa y en la calle y en la tele y en misa y en donde sea! En la escuela también; pero esos profesores deben impartir una ciencia, un conocimiento y no pueden estar todo el día tratando de conseguir un mínimo de educación para poder convivir. Esa responsabilidad está, como siempre, en la casa de cada uno y en cada uno de los vecinos de esta ciudad. Para educar a un niño, hace falta el pueblo entero. Y hay que dar ejemplo donde quiera que estemos, y hay que preocuparse por las notas y por los deberes de cada día, y hay que exigir para que estos niños se esfuercen y no sean unos menores de edad perpetuos.

Por ello os animamos a participar porque, como decía Nelson Mandela, el arma más poderosa para cambiar el mundo es la educación.

Francisco Cervera. Profesor y coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa

Marbella Activa presenta y reparte su nuevo libro a la comunidad docente

La asociación Marbella Activa convocó este pasado 30 de enero a todos los colegios públicos y concertados e institutos de Marbella en colaboración con el Centro del Profesorado Marbella-Coín para presentarles el libro ilustrado Marbella naturalmente y explicarles algunas pautas para su aplicación en las aulas.

El evento contó en la parte institucional con Javier Lima, presidente de Marbella Activa, Isabel Luque, Vicepresidenta de la Fundación Fuerte y Manuel Cardeñas, Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Marbella. En la exposición educativa se encargaron David Bailón, coautor del libro de explicar la estructura del libro, Manuel Mellado, coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa que fundamentó la aplicación de este libro en las aulas con la normativa educativa, tanto en primaria como en secundaria y el profesor Eduardo Guillén que con su larga experiencia en proyectos educativos relacionados con el medio ambiente ofreció muchas posibilidades de su aplicación en las aulas.

Al finalizar el acto se repartieron casi 900 ejemplares entre los 28 centros educativos que asistieron.

Con este acto de presentación y entrega de ejemplares se cumple el primer objetivo de este proyecto educativo. Ahora empieza una segunda fase, la más importante para la asociación, que es la implicación de los centros y sus docentes en el desarrollo de proyectos educativos donde el libro sea parte de los mismos.

Súmate al Pacto Educativo

 

¿Qué es el Pacto educativo? ¿Quién lo promueve? ¿Para qué sirve? ¿Cómo podemos adherirnos? Nos imaginamos que pueden ser algunas de las cuestiones que te puedes preguntar. Son muchos los agentes de una ciudad (comunidad educativa, administración, medios, asociaciones, empresas o ciudadanos) que trabajan de forma consciente para que nuestra ciudad o el lugar donde vivan sea una comunidad fuerte y una verdadera ciudad educadora. Muchos trabajan en ello, sus logros están ahí pero pasan desapercibidos o no están conectados los diferentes agentes y sus actividades porque no existe una estrategia educativa, un alineamiento de todos ellos en torno a un objetivo común: el Pacto educativo.

El Pacto Educativo es una iniciativa, fruto del proyecto educativo de la asociación Marbella Activa, que pretende hacerla extensiva a todos los agentes claves de la ciudad pues ahí radica su fuerza y su éxito: lograr la máxima colaboración de todos ellos para convertir a nuestro municipio en un verdadera ciudad educadora.

Muchas son las actividades que desde los centros educativos, su profesorado, la Delegación de Enseñanza, asociaciones, el Centro del Profesorado (CEP) Marbella-Coín o las AMPAS, por citar algunas, se desarrollan: el plan Educa municipal, proyectos innovadores en los centros, el desarrollo de la web educativa de Marbellaciudadeducadora.org, el libro ilustrado y app educativa “Descubre Marbella y San Pedro”, el nuevo libro “Marbella naturalmente” que se han repartido de forma gratuita en todos los centros para promover el conocimiento de la ciudad y su patrimonio en la escuela, el programa de radio “¿Qué está pasando en nuestras aulas?” promovido por Francisco Cervera en RTV Marbella para visibilizar aquellas experiencias educativas innovadoras y buenas prácticas que tienen lugar en nuestras aulas o una serie de programas en la televisión local donde se hablará de educación. Otro hito fue la elaboración del documental “Hacia la ciudad educadora” que se produjo desde el CEP y la Delegación del Plan Estratégico para dar a conocer qué es la ciudad educadora y la importancia de su papel transformador en la sociedad.

Una buena y reciente noticia ilustra este cambio de paradigma: ha sido el premio otorgado a Manuel Mellado, ex-director del CEP Marbella-Coín, de la Medalla de Oro al Mérito en la Educación por su contribución a la mejora del sistema de formación permanente del profesorado en su sólida trayectoria al frente del Centro del Profesorado (CEP) ‘Marbella-Coín y su liderazgo  democrático. Un profesional que avala este Pacto Educativo al estar actualmente, junto a Francisco Cervera, como coordinadores del proyecto educativo de Marbella Activa.

Los primeros pasos son darle difusión la máxima difusión a dicho Pacto Educativo, un objetivo donde queremos que nos ayudes y conseguir el máximo de adhesiones. Si quieres sumarte descárgatelo (aquí), fírmalo y envíalo a marbellactiva@gmail.com

¿Se tiene que aprender la lección de memoria mi hija?

Este artículo forma parte de la entrevista que Francisco Cervera le realiza a Manuel Mellado, ex-director del Centro de Enseñanza del Profesorado Marbella-Coín, coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa junto a Francisco Cervera y  premiado reciéntemente con la Medalla de Oro al Mérito en la Educación (Puedes escuchar este programa  “¿Qué está pasando en nuestras aulas?”  todos los lunes a las 12:00 en el 106.7 de la FM de Radio Televisión Marbella).

¿Se tiene que aprender la lección de memoria mi hija?

Muy buenas estimados y estimadas radio oyentes.

Una pregunta muy común entre padres y madres con escolares en activo que tiene una respuesta muy sencilla. ¿Por qué no?

Una vez más estamos ante uno de esos temas que corren por las conversaciones en las salidas de los colegios y sobre el que se polemiza en las tertulias y en los medios. Pero que no está enfocada desde el punto de vista educativo.

¿Cuál sería la respuesta adecuada a esta pregunta?

La pregunta correcta debe ser otra pregunta: ¿Qué otras cosas, además de memorizar, deben hacer los niños y niñas en la escuela para poder desenvolverse en la sociedad que les toca vivir? ¿Cómo deben hacerlo?

En 1996, la UNESCO preocupada por los rápidos avances de la ciencia, la cultura y la sociedad a finales del siglo XX publicó el llamado Informe Delors, con intención de alentar un cambio en la educación para preparar a la población ante los retos del sXXI.

Un lema resumen del informe se ha convertido en un referente del cambio: “ La educación debe preparar para aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser”

El siglo XXI no se conforma con “memorizar lecciones y hacer exámenes para comprobar si se han aprendido bien” exige mucho más. Ahora tenemos que desarrollar “las competencias clave” que se han definido a nivel europeo y que se consideran imprescindibles para ser ciudadanos activos y productivos en la sociedad en la que vivimos.

¿A qué te refieres concretamente con la idea desarrollo de competencias?

Están muy relacionadas con el Informe Delors: aprender conocimientos de las diferentes áreas del saber, interiorizarlas y saber utilizarlas para construir, interpretar, crear o resolver problemas en la vida cotidiana del estudiante.

  • ¿Cuáles son esas competencias clave?
  • Competencia lingüística
  • Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología
  • Competencia digital
  • Aprender a aprender.
  • Competencia social y cívica
  • Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor
  • Conciencia y expresiones culturales

Poco a poco iremos explicando en que consiste cada una de estas competencias y cómo podemos desarrollarlas en nuestros hijos e hijas y en nosotros mismos.

¿Y qué asignaturas y qué metodologías permiten desarrollar estas competencias?

Continuar leyendo “¿Se tiene que aprender la lección de memoria mi hija?”

Marbella Activa presenta su nueva obra educativa

La asociación Marbella Activa realiza hoy la presentación oficial de su libro ilustrado “Marbella, naturalmente”. Un libro que forma parte del proyecto educativo de la asociación y cuyos autores son David Bailón y Javier Lima, autores del anterior libro ilustrado “Descubre Marbella y San Pedro” al que se suma  Antonio Figueredo y el ilustrador y diseñador local, Raúl León.Un evento donde se presentará la obra haciendo un recorrido por el proceso creativo de este libro y su contenido y donde repartirán ejemplares a los mecenas de la campaña de crowdfunding.

La asociación repartirá en unas semanas más de 1000 ejemplares de este libro bilingüe que a modo de cuaderno de campo pretende no solo despertar la curiosidad sobre el rico y desconocido patrimonio natural de Marbella sino la propia conciencia ecológica sobre el entorno donde habitamos.