Conferencia-Coloquio sobre la educación que necesita el siglo XXI

El próximo miércoles 20 de marzo nos reuniremos en el Cortijo de Miraflores a las 19 h. donde reflexionaremos conjuntamente con Manuel Mellado, Ex-Director del Centro del Profesorado Marbella-Coín y Medalla de Oro al Mérito Educativo por la Junta de Andalucía, sobre los retos que tenemos que afrontar como sociedad para formar a nuestros niños y niñas con el fin de que puedan adquirir las competencias sociales y profesionales que se les van a presentar cuando terminen sus estudios reglados dentro de 15 o 20 años.

En estos momentos, desde todos los ámbitos de la ciencia y la cultura: economía, tecnología, sociología, biología, ética, política… se está asegurando que el futuro de un país o sociedad pasa por una adecuada formación técnica y humana de su población. La educación será la clave para poder gozar de bienestar, justicia y libertad o sumirse en la dependencia, la manipulación y la desigualdad.

Algunas de las preguntas que vamos a intentar responder durante el coloquio podrán ser:

-¿Qué conocimientos, destrezas, competencias y valores serán necesarios dentro de 15 o 20 años?

-¿Con los programas y metodologías que estamos aplicando ahora en nuestros colegios e institutos se puede responder a las necesidades que se vislumbran?

-¿Qué deberíamos cambiar en nuestros centros educativos?

¿Cómo tenemos que actuar padres, madres y ciudadanía en general para ayudar en los procesos educativos?

-¿Qué papel tienen las instituciones a nivel local en la mejora de la calidad de los procesos educativos?

Mejorar el futuro requiere una comprensión profunda del presente, hacer un buen diagnóstico de las debilidades y fortalezas de nuestro sistema educativo actual para ir poniendo, de forma continua y sistemática, los cimientos de un futuro de progreso y equidad.

LAS COMPETENCIAS NECESARIAS PARA EL ALUMNADO DEL SIGLO XXI (entrega 1ª)

 

Esta es la conversación que tuvo lugar esta semana entre Manuel Mellado y Francisco Cervera, en el programa de radio “Qué está pasando en nuestras aulas” que se emite todos los lunes a las doce en Radio Televisión Marbella, dentro del programa “A buenas horas”de Jesús Jaén.

¡Hola Paco! Vamos a empezar esta entrega citando una entrevista realizada por Alfonso Torices en el Diario Sur el 8/10/18 a Tan Eng Chye, rector de la Universidad Nacional de Singapur:

En Singapur, ya no hablamos de titulaciones. Los estudiantes tendrán que formarse a lo largo de toda su vida.”

“¿Qué pesa más para encontrar trabajo, los conocimientos o las habilidades personales?

Ambos. Muchas universidades trabajan bien el conocimiento, pero descuidan las habilidades blandas (comunicación, empatía, creatividad, organización, pensamiento crítico). En nuestra universidad impartimos un programa que se llama ‘Raíces y Alas’. Las ‘Raíces’ trabajan la personalidad, tu capacidad de sobreponerte a las dificultades. Acabar con el pensamiento negativo. Proclamar que tú puedes hacerlo. Las ‘Alas’ dan habilidades de comunicación para relacionarse con los superiores, los colegas o los subordinados, para trabajar en equipo. Es importante preparar a los alumnos en estas habilidades.”

Paco: Es una cita muy significativa.¿Tú crees que por aquí pensamos algo parecido?

El sistema educativo de Singapur está, por sus resultados, situado en los primeros lugares del informe PISA. La persona entrevistada es el Rector de la Universidad Nacional de Singapur. Las conclusiones son claras y contundentes. Si las extrapolamos a nuestra realidad, un niño o niña que empieza ahora en el sistema educativo andaluz va a necesitar unas competencias intelectuales, técnicas, emocionales y sociales muy diferentes a las que necesitamos en su momento los que ahora superamos los cincuenta años. El avance científico y tecnológico se desarrolla a velocidades exponenciales y sus implicaciones en los ámbitos sociales, económicos, políticos e incluso éticos son impredecibles. Por aquí ya hay mucha gente que piensa así, pero no son suficientes para cambiar las metodologías y prácticas pedagógicas del suficiente número de colegios e institutos que nos permitan encarar el futuro con una previsión suficiente. El futuro puede que se nos eche encima y no nos pille suficientemente preparados.

Paco: ¿Qué ingredientes debe tener esa pedagogía que necesitamos para afrontar el futuro?

Los jóvenes y las jóvenes de las próximas generaciones necesitarán una formación muy abierta y polivalente en los aspectos académicos, la mayoría de expertos y la cita del principio es un ejemplo, se decantan por algunas  competencias que consideran fundamentales:

Consideran imprescindible la capacidad crítica, ante una sociedad compleja en la que se nos va a intentar manipular y confundir, en la que vamos a tener que tomar decisiones trascendentales. Hay que aprender a hacer buenas preguntas, saber contrastar la información, valorar de forma objetiva lo que está bien y lo que está mal teniendo una visión global de los problemas analizados.

Como leí a Edgar Morin: La información hay que convertirla en conocimiento y el conocimiento hay que transformarlo en sabiduría que nos ayude a desarrollarnos como personas libres y justas.

Junto a la capacidad crítica consideran imprescindible desarrollar la capacidad de resolver problemas creativamente. La inteligencia artificial va a sustituirnos pronto en la resolución de problemas basados en algoritmos, pero le será más difícil sustituirnos en los aspectos creativos. La creatividad es una competencia que nos hace más humanos.

Destacan la importancia de desarrollar la capacidad de colaboración. Ya en estos momentos pocas ofertas de trabajo no demandan esta competencia y en los ámbitos de investigación científica es imprescindible.

La empatía o capacidad de conectar emocionalmente con los demás comprendiendo sus puntos de vista está muy ligada a la colaboración.

La capacidad de comunicación tanto oral como escrita es fundamental porque son el vehículo para la colaboración y la convivencia. Se considera imprescindible además tenerla en varios idiomas para poder integrarnos en un mundo global.

La resiliencia o capacidad en encajar y superar la frustración será fundamental en una sociedad donde tendremos que cambiar de trabajo varias veces y pasaremos tiempo de incertidumbre mientras nos adaptamos a nuevas tareas u ocupaciones. Junto a ella la tenacidad y la capacidad de automotivación y autodisciplina se consideran también necesarias.

Paco: ¿Crees que el profesorado está preparado para desarrollar esos desafíos?

La verdad es que en estos momentos no lo estamos, pero tenemos que ir pensando en formarnos, como decía al principio de la entrada el Rector de la Universidad de Singapur, hay que formarse durante toda la vida.

El profesorado debe cambiar su rol dominado por enseñar y adoptar un rol de acompañar al alumnado en su proceso de aprendizaje dando relevancia a que sus alumnos y alumnas desarrollen las competencias de las que hemos hablado antes.

Habrá que hacerlo con metodologías que impliquen directamente al alumnado, teniendo en cuenta sus intereses, utilizando el juego y la gamificación para desarrollar la pasión y definir los propósitos de chicos y chicas.

La evaluación se deberá basar en exponer los logros de cada uno o una en los diferentes temas que hayan trabajado en forma de portafolio individual. Cada vez valdrá menos las notas que has sacado y se valorará más las muestras de los trabajos que has realizado y que puedes ofrecer.

En próximas entregas iremos desarrollando como trabajar en la escuela esas competencias que hemos nombrado.

Paco: Me parece muy interesante y necesario que todos y todas vayamos conociendo y practicando estos temas, como dices al principio la formación se debe desarrollar durante toda la vida. Esperamos las próximas entregas.

Photo by rawpixel on Unsplash

Ahora Educación cumple su primer trimestre de su segundo año

El programa Ahora Educación nace del encuentro ilusionado entre el equipo educativo de Marbella Activa (Manuel Mellado, Fabiola Mora y Paco Cervera) y la idea de televisión participativa de Radio Televisión Marbella. Todos entendimos que había que hacer un esfuerzo por hacer de la educación la piedra angular de nuestro edificio social. Hablar de educación es hablar de qué tipo de sociedad queremos para el futuro, qué tipo de ciudadanía y, de hecho, qué futuro queremos porque ahí nos estamos jugando qué decisiones vamos a tomar respecto a los problemas que tienen que ver con todo el planeta.

Estamos convencidos de que, si abrimos una ventana para ver qué está pasando en nuestras aulas, vais a  valorar mejor la entrega de nuestros maestros y eso os llevará a tomar conciencia de la importancia que tiene vuestra participación en la escuela.  La escuela os necesita para poder ayudar a vuestros hijos a encontrar lo mejor de sí mismos. 

Hoy cerramos nuestro primer trimestre. Han sido 11 programas sobre temas educativos diversos sobre los que os dejamos aquí un pequeño guión y un enlace por si os apetece verlos.

Programa 1:

Hoy queremos dedicar nuestro programa al inicio de curso 2018- 2019. Sabemos que todo principio supone una nueva esperanza de enfrentar mejor los problemas planteados en cursos anteriores. ¿Qué nos gustaría conseguir? ¿Cómo podrían ayudar las instituciones, los medios de comunicación, las empresas, las familias? ¿Contamos con medios suficientes? Para hablar de todo un poco, tenemos hoy con nosotros a:

-Lucho Hernanz Burrezo: jefe del negociado de enseñanza de Marbella

Antonio Casero: director del CEIP Xarblanca.

Sofía Morales: directora del IES Sierra Blanca

Ver parte 1 y parte 2

Programa 2:

 Hoy, aprovechando que nuestros alumnos universitarios aún andan por aquí, hemos querido reflexionar sobre la elección de carrera y sobre cómo afrontar con éxito la vida universitaria. ¿Está preparado un joven con 18 años para elegir carrera? ¿Conocemos bien los padres y los profesores el talento especial de cada uno de nuestros hijos y de nuestros alumnos para poder orientarles? 

Para empezar a hablar del tema, tenemos con nosotros a:

Carmen Ibáñez: Orientadora del IES Río Verde.

-Manuel del Valle: ingeniería mecánica y eléctrica.

José Arteaga: estudiante del curso 12 del colegio alemán (2º de Bachillerato).

Ver parte 1 y parte 2 Continuar leyendo “Ahora Educación cumple su primer trimestre de su segundo año”

Es urgente cambiar nuestras ideas sobre educación

SOBRE LA URGENTE NECESIDAD DE CAMBIAR LAS IDEAS QUE TENEMOS EN NUESTRA SOCIEDAD SOBRE LA EDUCACIÓN QUE DEBEN RECIBIR NUESTROS HIJOS E HIJAS

Leí hace poco una frase que me impactó: “No estamos en una época de cambios, estamos en un cambio de época”

Los avances científicos y tecnológicos están alcanzando tal velocidad y variedad que nos abocan a un futuro próximo que produce vértigo. El desarrollo de la Inteligencia artificial y la robótica, la investigación biomédica y la ingeniería genética, la nanotecnología y los nuevos materiales, la neurología y estudio del cerebro,  el desarrollo de nuevas fuentes de energía,… y un sinfín de campos más producen cada día nuevas propuestas para abordar los problemas y las necesidades de los seres humanos de forma más eficaz y más sencilla. Todo anuncia que la vida en el planeta Tierra va a cambiar en pocas décadas de forma radical con consecuencias impredecibles para la mayoría de la población. . Todo ello si se logra  parar el posible cataclismo que puede producir un cambio climático catastrófico

Nuestros niños y niñas van a ver cómo se curan enfermedades incurables, y cómo se desarrollan robots y máquinas que nos facilitarán las tareas  penosas que ahora nos agobian; pero también van a   tener que abordar cuestiones  trascendentes como estas: ¿vamos a permitir que se puedan seleccionar genéticamente a los hijos?¿Vamos a permitir intervenir en nuestros cerebros y nuestros cuerpos incorporando prótesis que nos hagan muy superiores a nuestras posibilidades biológicas? Si llega el caso,¿ cómo regularemos la posibilidad de prolongar la vida de forma muy significativa?

En el ámbito del trabajo y la vida en sociedad preocupan a ilustres pensadores  temas fundamentales: ¿Cómo van a ganarse la vida las personas en ese futuro próximo? La mayoría de profesiones que hoy conocemos desaparecerán como tales, en realidad, ya están desapareciendo de forma silenciosa pero imparable. Con la Inteligencia Artificial y la robótica todos las profesiones relacionadas con  el transporte de mercancías y viajeros, con bancos, dependientes, cajeros, mecánicos, incluso  arquitectos, ingenieros, médicos… podrán ver muy reducidas sus posibilidades de trabajo. Ya se está anunciando, cada día sale una noticia sobre el tema para ir creando en la población la conciencia de su inevitabilidad.

Las noticias sobre el tema nos llegan envueltas en continuos campeonatos de fútbol o de toda clase de deportes o programas sobre realitys o sobre nuevos talentos y en interminables series televisivas con gran capacidad adictiva, combinadas con la interminable cadena de corruptelas políticas o catástrofes naturales.

La actualidad se presenta cada día como una torpe diatriba política que se aferra a la noticia del día a día y se olvida de la visión estratégica: ¿Qué haremos mañana?

Me preocupa el futuro de mis hijos, de nuestros niños y niñas, porque conociendo la historia, he comprendido que  la tentación de algunos por querer acaparar todas las ventajas del avance científico y tecnológico para ellos será grande. Si a la mayoría nos pilla sin información y sin la formación adecuada para responder a los retos de obligar a que triunfe la verdadera democracia y a que se legisle que los avances sean para todos y todas y no para una élite minoritaria, llegaremos a vivir la época más negra y contradictoria de la historia. Teniendo la posibilidad de integrar a todos, sólo se beneficiarán unos pocos.

¿Qué se hace con los taxistas y camioneros, con los conductores de autobuses, trenes, aviones, barcos… si se imponen los vehículos autónomos, por poner un ejemplo?

Desde ya debemos saber cómo se reciclarán y si tendrán derecho a un trabajo digno. Es muy preocupante leer que en foros como el de DAVOS donde se reúnen los poderosos del mundo, se está hablando sobre estos temas, incluso sobre institucionalizar un “salario social” que se repartiría a cambio de nada para contener o contentar a toda la población que, en esta lógica, será excluida de la cuarta o la quinta revolución tecnológica.

Yo empezaría a trabajar en nuestros hijos e hijas, alumnos y alumnas, la capacidad crítica y creativa, el desarrollo de valores como la solidaridad, la justicia y la democracia como el currículo más necesario para el futuro próximo.

Tenemos que dejar de lado nuestros posicionamientos políticos como “derechas” o “izquierdas” porque están obsoletos ante los cambios que se nos avecinan. Las estadísticas son claras: la riqueza se concentra cada vez más en menos manos, las clases medias se van disolviendo en la precariedad y sólo la solidaridad como valor supremo nos puede salvar de la paradoja de estar llegando a un mundo donde será posible superar la pobreza e incluso la enfermedad o  al culmen del continuo error humano de la avaricia.

Les recomiendo que, entre fútbol y cotilleo, vean programas como los que ha grabado Iñaki Gabilondo: “¿Cómo será el mundo cuando yo no esté? Los emiten por Movistar, pero se pueden ver también en Youtube y debemos empezar a hablar sobre los temas que deben preocuparnos para el bien de nuestras próximas generaciones.

Les dejo trabajo para reflexionar y los emplazo para nuestra próxima entrega. Un saludo

Manuel Mellado. Socio y coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa. Medalla de Oro al Mérito Educativo por la Junta de Andalucía 2017.

Photo by Ben White on Unsplash

IX Encuentro APFRATO

Este fin de semana tuvo lugar una cita muy importante para el mundo de la educación y la pedagogía en la ciudad de Granada que seguramente ha pasado inadvertida para muchos pero la calidad de los conferenciantes y la cantidad de asistentes nos da pistas de lo interesante que tuvo que ser. No es casualidad que haya sido Granada, una ciudad que lleva ya años apostando por desarrollar el concepto de ciudad educadora y donde tiene la sede la Asociación Francesco Tonucci (APFRATO), asociación pedagógica presidida por Mar Romera que es la organizadora de este encuentro.

Una cita a la que fueron varios profesionales de Marbella, como Mª José Jiménez Villa, Directora del Centro Educa, a la que le pedimos una pequeña crónica de primera mano sobre este encuentro nacional.

He estado en el Congreso que organiza la Asociación APFRATO, era la IX edición. El lema de este año , era “CREANDO ESCUELA”. “La idea es poder conectar a gente que hace cosas distintas y pueden ser complementarias. Así sucede la magia y se crean nuevos proyectos”.

Ha sido una gran experiencia encontrarme con más de 600 profesores/as de la escuela pública y de la privada, con la conciencia de renovar la educación.
La mayoría éramos profesores de la primaria e infantil. He echado en falta a docentes de la Secundaria, donde también es necesario un cambio de paradigma educativo. He vivido grandes emociones, me han suscitado grandes conflictos y he aprendido que cada uno de nosotros/as puede ser artífice del cambio dentro de su aula. Las ponencias fueron espectaculares, Francesco Tonucci, Mar Romera, Jose Antonio Marina( Filósofo), Jesús Guillén (Astrofísico), Elsa Sunset ( Filósofa), Javier Bajón (experto innovación educativa), Xuxo Ruíz (profesor y mago), Javier Romero (músico y especialista en rehabilitación cognitiva), César Bona (profesor y uno de los 50 mejores maestros del mundo, según el Global Teacher Prize), Miguel Ángel Santos Guerra ( profesor de la UMA , didáctica escolar), Javier Valle (Doctor didáctica de la Educación), Elena Guerrero (profesora centro Amara Berri), y otros ponentes ilustres que nos hicieron cuestionarnos nuestra práctica docente diaria. Hemos aprendido:

  • Que tenemos que luchar por crear un Pacto legislativo sobre la Educación pero que no hacen falta leyes para amar a los niños/as y respetar su forma de aprender.
  • Que tenemos que formarnos en Neuroeducacion, para conocer cómo es la individualidad de cada cerebro, partir de esa base para conectar las emociones con sus necesidades educativas.
  • Qué la diferencia es maravillosa, que tenemos el gran reto de enseñar lo que no sabemos de la sociedad del siglo XXII.
  • Qué las tecnologías nos facilitan la vida, pero el amor y sentido común de un buen profesor prepara para la vida.
  • Es nuestra responsabilidad ser conscientes del gran reto y prepararnos para ese cambio, pero sobre todo,
  • Que cada uno de nosotros/as mire a cada niño y niña desde el corazón.
  • Que tenemos que preparar el camino hacia una sociedad libre, tolerante, colaborativa , respetuosa con la diversidad y con el medio ambiente.

” No hacen falta leyes , solo buenos docentes comprometidos”.

Mª José Jiménez Villa, Directora del Centro Educa.

Ahora Educación: contenidos, entrevistados y programas.

El programa Ahora Educación nace del encuentro ilusionado entre el equipo educativo de Marbella Activa (Manuel Mellado, Fabiola Mora y Paco Cervera) y la idea de televisión participativa de Radio Televisión Marbella. Todos entendimos que había que hacer un esfuerzo por hacer de la educación la piedra angular de nuestro edificio social. Hablar de educación es hablar de qué tipo de sociedad queremos para el futuro, qué tipo de ciudadanía y, de hecho, qué futuro queremos porque ahí nos estamos jugando qué decisiones vamos a tomar respecto a los problemas que tienen que ver con todo el planeta.

Estábamos convencidos que, si abríamos una ventana para ver qué está pasando en nuestras aulas, ibais a valorar mejor la entrega de nuestros maestros y eso os llevaría a tomar conciencia de la importancia que tiene vuestra participación en la escuela.  La escuela os necesita para poder ayudar a vuestros hijos a encontrar lo mejor de sí mismos.

Y con este pensamiento arrancamos a hablar de educación, pero de educación para todos y cada uno de nosotros. Cierto que han tenido un papel especial nuestros estudiantes y nuestros centros escolares, pero también hemos atendido a otras entidades (los centros de personas mayores, el centro de profesores, los centros de altas capacidades). En definitiva: hemos querido ayudar a formar una auténtica ciudad educadora.

Han sido 17 programas que nos han hecho conocer un poco mejor nuestra oferta educativa pública y privada y que nos han abierto una necesaria reflexión sobre el futuro de nuestro sistema educativo.

Paco Cervera. Coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa así como editor y conductor del programa Ahora Educación.

Aquí os dejamos los enlaces a cada uno de los programas junto al contenido del mismo y sus intervinientes:

PROGRAMA 1 (28 DE ENERO)

TEMA:  la importancia de un pacto educativo local en el contexto de una ciudad educadora.

  • Presentador: Francisco Cervera
  • Manuel Mellado: Ex-Director del CEP Marbella-Coín, coordinador del proyecto educativo de Marbella Activa y reciente Medalla de Oro al Mérito Educativo por la Junta de Andalucía.
  • Juan Carlos García: inspector de la Delegación de Cultura, Enseñanza y Patrimonio Histórico. Se dedica a la conservación y extensión del Patrimonio de Marbella y lleva 11 años trabajando con escolares dándoles a conocer nuestro patrimonio.

(Ver programa primera parte)

(Ver programa segunda parte)

PROGRAMA 2 (4 DE FEBRERO)

TEMA: El pacto educativo: en este programa con representantes de la empresa, el mundo asociativo y los medios de comunicación.

  • Presentador: Francisco Cervera.
  • Isabel Luque: pertenece a Fuerte Hoteles y es Vicepresidenta de la Fundación Fuerte.
  • Javier Lima: presidente de Marbella Activa y redactor del Plan Estratégico Marbella-San Pedro 2022.
  • Joaquín Escriña: periodista de Radio Televisión Marbella.

(Ver primera parte del programa)

(Ver segunda parte del programa)

PROGRAMA 3 (11 DE FEBRERO)

TEMA: El aula es, sobre todo, un lugar de convivencia y en este programa se debate de convivencia, en el aula y en el centro escolar.

  • Presentador: Francisco Cervera.
  • Antonio Casero: director del CEIP Xarblanca.
  • Carmen Fígares: orientadora del IES Victoria Kent y una autoridad en el mundo de los trastornos de conducta.
  • Pablo Arrieta: voluntaria del aula de convivencia del instituto profesor Pablo del Saz.

Continuar leyendo “Ahora Educación: contenidos, entrevistados y programas.”

Alumnos del Centro Educa se clasifican en las olimpiadas de robótica

El Centro de Enseñanza Educa, hace 5 años que apostamos por un cambio de principios metodológicos: introducimos el aprendizaje colaborativo y observamos que la Robótica Educativa , era una maravillosa herramienta para conseguir dichos objetivos. Desde entonces, hemos crecido en proyectos con STEMXION, y ahora estamos apostando por el proyecto de mujeres en las ciencias: Ingeniera.soy

Nos gustaría que no fuese el primer año que viene un equipo femenino, deberían venir más chicas a realizar actividades de robótica o ciencias. El año pasado nuestros alumnos también ganaron la WRO, en Málaga. Pero estamos muy orgullosos de los logros de todos nuestros participantes. El equipo de ‘Los Suricatos’, integrado por Pepe Rivera de 15 años y Nicolás Liñán de 14, se clasificó para la final nacional que se celebrará en octubre en Gerona junto al ‘Las Lovelace’, formado por Sara Blanco, de 13 años, Gema Piedra y Asia Amjahdi, de 16 años, respectivamente.

El desafío consistió en conseguir que los robots movieran piezas de Lego o que fuesen capaces de distinguir los colores de las mismas, todo ello mediante una prueba tematizada.

Nuestros alumnos y alumnas trabajan su creatividad con la resolución de problemas científicos -tecnológicos. Y sus aprendizajes son más significativos. Siempre partiendo de sus necesidades e intereses.

Damos las gracias a sus profesores, Inmaculada Sánchez y Antonio Vela, por incentivarlos, por enseñarles que lo importante es participar y crear un clima familiar. Felicitamos desde el Centro de Enseñanza Educa a los organizadores, Stemxion (tecnología educativa), del evento WRO en el GREEN RAY , Parque Tecnológico de Málaga.

Seguiremos apostando por un cambio de paradigma en la educación, basado en la inteligencia emocional, en la Neuroeducación.

” La motivación es el pegamento del aprendizaje”.

María José Jiménez villa
Directora del Centro de Enseñanza Educa
Ciudad de Marbella
Calle Doha número 6 local 3B
Arcos de San Enrique

Lengua, la asignatura de las asignaturas

Esta entrada es un resumen de la entrevista realizada por Francisco Cervera  (Paco) a Manuel Mellado en el programa  de radio Qué está pasando en nuestras aulas.

PACO: ¿Qué tema vamos a presentar hoy, Manuel?

MANUEL: saludos de nuevo a nuestros y nuestras oyentes. Hoy voy a reflexionar sobre la que considero la asignatura de las asignaturas, ya que todas las materias que se estudian en la escuela se comunican, se aprenden y se estructuran en nuestra mente por medio del lenguaje.

El proceso de aprender y enseñar la lengua es la base del aprendizaje de las demás áreas del conocimiento por eso hay que tratarlo en las escuelas e institutos con una dedicación especial.

PACO: Manolo, ¿tú crees que se está trabajando bien la enseñanza de la lengua en nuestros centros educativos?

MANUEL: podemos decir que una prueba contundente de que no se hace mal es que hoy día el 100% de las personas hablan, leen y escriben. No obstante, también pienso que podríamos mejorar nuestras didácticas para mejorar la capacidad de comprensión, de comunicación y la capacidad de crítica de nuestros chicos y chicas.

La didáctica tradicional que hemos utilizado en escuelas e institutos, ahora se reconoce de forma generalizada a nivel de expertos nacionales e internacionales que estaba desenfocada. Se intentaba que aprendiéramos la gramática muy exhaustivamente y, como resultado de ese aprendizaje, hablaríamos, leeríamos, comprenderíamos y escribiríamos mejor.

Hoy se piensa que el proceso debe cambiarse dando mayor tiempo e intensidad a los aspectos comunicativos del lenguaje, es decir, a hablar, escuchar, conversar, leer y escribir.

PACO: ¿Cómo se puede hacer lo que propones?

MANUEL: el enfoque es el siguiente, la asignatura de lengua debe seguir trabajando los aspectos gramaticales y literarios que le corresponden; pero, además, todos debemos convertirnos en profesores/as de lengua. Concretamos el proceso en la elaboración de lo que llamamos Proyecto Lingüístico de Centro. Un documento en el que se programan y coordinan todas las actividades y tareas realizadas sobre lengua en todo el currículo escolar: podemos elaborar un libro de estilo para determinar cómo queremos que se presenten los cuadernos y los trabajos, coordinar como se va a trabajar la ortografía, la lectura, etc. y lo haremos coordinando la lengua materna con las lenguas extranjeras para no tener que explicar lo que es un adjetivo en tres idiomas.

Por otro lado la lengua es un poderoso instrumento para mejorar la convivencia, si trabajamos la escucha activa y la resolución dialogada de los conflictos con lo que se relaciona el PLC con un código de cortesía que regule la convivencia en el centro .

PACO: veo que es una propuesta compleja. ¿Se acomete todo el trabajo de golpe? ¿Se empieza por partes? ¿Cómo se hace?

MANUEL: tienes razón porque en un colegio o instituto somos muchos profesores y profesoras con muchas asignaturas y es complejo implementar un cambio como el que supone un PLC. Hemos comprobado que es muy conveniente empezar por ir incorporando temas uno a uno. Apostamos porque se empiece a trabajar con la destreza de expresión y comprensión oral.Lo hacemos por varias razones. La primera y quizá más determinante es que en la realidad el lenguaje oral lo utilizamos el 80% del tiempo que utilizamos la lengua, mientras que la escritura sólo la utilizamos menos del 20% y paradójicamente, en la escuela estos tiempos son al revés: el alumnado está callado y escribiendo un 80% del tiempo de clase y sólo habla un pequeño porcentaje de tiempo.

También está comprobado que, mejorando el lenguaje oral, estructuramos nuestra mente de tal forma que nos ayuda después en el momento de realizar trabajos escritos.

Hay que trabajar la expresión oral formal sistemáticamente, desde infantil hasta la universidad. Ahora este tema se está valorando así y en muchas universidades se está realizando formación específica para la oratoria; porque se ha visto que muchos/as de nuestros doctorandos e investigadores perdían proyectos a nivel internacional por no saber defender oralmente sus propuestas ante los comités de selección.

El procedimiento que proponemos es sencillo: determinar cuántas intervenciones orales formales debe realizar cada alumno o alumna durante el curso, determinar las diferentes tipologías discursivas que queremos practicar, explicar las normas y distribuir entre todas las asignaturas el número de intervenciones que van a trabajar con cada alumno/a. Cada materia podrá incorporar su vocabulario específico y coordinar con el tutor/a del alumno o alumna una forma de evaluarlo para que, uniendo todas las valoraciones, tener una visión global de los progresos realizados.

Para evaluar, y en esto se puede contar con la ayuda de las familias, podemos realizar grabaciones en vídeo cortas en las que se puede valorar tanto la expresión oral como la no verbal y la corrección y adecuación del discurso. Si ofrecemos una rúbrica o relación de acciones que deben tenerse en cuenta en el momento de hablar en público, los propios alumnos y alumnas pueden autoevaluarse. Hemos comprobado que, después de evaluar su actuación en una grabación, los progresos del alumnado han sido espectaculares. En estos momentos estamos desarrollando en nuestra zona concursos de debates académicos que están subiendo los niveles de expresión oral muy positivamente.

Mejorar las didácticas de la lengua, trabajar la expresión oral de forma sistemática son dos necesidades para mejorar el rendimiento educativo de nuestras niñas y niños. Mejorar nuestras relaciones de amistad practicando una escucha activa es una necesidad social que ayuda a resolver los conflictos de forma pacífica.

PACO: Estoy viendo que tenemos que apuntarnos a mejorar nuestra capacidad de expresión oral.

MANUEL: efectivamente, Paco. Nunca debemos dejar de aprender.

Photo by Debby Hudson on Unsplash

La evaluación del conocimiento: un reto para la integración social

Esta entrada es un resumen de la entrevista realizada por Francisco CerveraManuel Mellado en el programa  de radio Qué está pasando en nuestras aulas.

Manuel: Hola Paco, un saludo a nuestros y nuestras oyentes. Hoy voy a tratar uno de los temas que más problemas de conciencia y preocupaciones me ha provocado en toda mi trayectoria profesional: la evaluación del alumnado.

Tradicionalmente la evaluación, por medio de la calificación, y la titulación ha sido y sigue siendo un potente mecanismo de selección y segregación social. Aprobados y suspensos, titulados y no titulados que han  ido apareados a ocupar o no ocupar determinados puestos profesionales o representativos a nivel económico o político. La escuela ha sido y es en este sentido una máquina de discriminación y de selección de las personas que propicia y resuelve este problema que contradice el principio de que todos los seres humanos somos iguales y se nos debe juzgar por nuestros méritos reales y no por medio de titulaciones a las que no se ha podido optar en igualdad de condiciones.

Nuestro sistema educativo democrático, por medio de su concepción comprensiva (obligatoriedad para todos y todas de los mismos años y currículo) y las medidas compensatorias  para favorecer la equidad intenta paliar esta situación de partida desigual pero evidentemente no puede conseguirlo. Es un tema social y político conseguir que el acceso y las condiciones de permanencia en el sistema educativo sean mínimamente equivalentes para todo el alumnado.

Paco: Entonces, ¿tú crees que no se debe evaluar al alumnado?

Manuel: Por otro lado, la sociedad necesita saber quiénes se esfuerzan, quiénes adquieren  conocimientos y además tiene que valorar los esfuerzos de todos y todas los y las que lo hacen por lo que la evaluación es necesaria en este sentido.

Tradicionalmente la evaluación se ha basado mayoritariamente en un solo instrumento,“el examen” que de forma experimentada desde todos los puntos de vista del ámbito científico  se ha demostrado que no mide lo que pretende: ni los contenidos asimilados, ni las destrezas o competencias adquiridas. Sólo mide de forma clara los contenidos retenidos sobre la materia estudiada en el momento de la realización del examen. Es un índice muy pobre para tomar decisiones sobre la capacidad de una persona para realizar un trabajo complejo en el que intervienen conocimientos, destrezas, competencias, emociones, etc.

En estos momentos, excepto en la administración pública en la que permanecen activas las famosas “oposiciones” pocas profesiones se contentan con un examen para seleccionar su personal y recurren a otros elementos como: currículo, entrevistas, pruebas prácticas, periodos de prácticas, etc.

Paco: ¿Qué instrumentos propones para evaluar de forma más adecuada?

En la escuela e institutos la propia ley nos exige que modernicemos nuestro sistema de evaluar y vayamos abriéndonos a otras  herramientas de evaluación además del examen para tener un conocimiento más profundo de los aprendizajes de nuestro alumnado.

Una de estas herramientas es el Portafolio. Si nosotros queremos valorar ahora a un arquitecto, un ingeniero, un pintor, un abogado… no buscamos sus notas en la carrera, miramos su obra como profesionales. En la escuela podemos ir recogiendo muestras reales de trabajos realizados por nuestro alumnado en los que se refleje claramente que han conseguido los objetivos que se les había planteado en esa materia.

Cuando se trata de valorar procesos, por ejemplo,si un alumno habla bien en público; podemos elaborar una rúbrica o cuestionario para valorarlo en la que señalemos los diferentes elementos que ha tenido que demostrar en su exposición:  si  ha estructurado el discurso coherentemente,  la corrección en la dicción, el lenguaje no verbal empleado, si ha realizado una buena presentación y  una despedida adecuada… Este tipo de instrumentos tiene una ventaja fundamental cuando el propio alumnado se evalúa con la rúbrica.  El proceso se llama metacognición y les permiten saber dónde se han equivocado y qué esfuerzos tienen que realizar para mejorar. Es la competencia de aprender a aprender. Aprendemos más cuando sabemos lo que sabemos y lo que nos falta por aprender.

Elaboración de proyectos, escalas de valoración, la observación directa del trabajo por el docente, simulaciones de casos  y  los mismos exámenes realizados de diferentes formas más abiertas pueden combinarse para que nuestra valoración del alumnado sea más objetiva y justa y a la vez cumpla el objetivo marcado por nuestra normativa que dice que la evaluación debe ser formativa. También nos obliga a valorar los contenidos de las asignaturas por un lado y por otro si han conseguido desarrollar los niveles competenciales que se han marcado para su curso y edad. Medir las competencias es más complejo y evidentemente no se puede hacer con exámenes. Solo se puede valorar cuando se ejecuta en la práctica.

Paco: La situación está complicada para el profesorado en estos momentos.

 Efectivamente,  en estos momentos vivimos un tiempo de tránsito en el que se mezclan y confunden diferentes conceptos: evaluación que puede entenderse con lo que hemos explicado. Pero luego hay que calificar que quiere decir que la evaluación que hemos hecho del trabajo del alumnado hay que cuantificarla con una nota numérica, este tema se complica porque durante un curso se trabajan muchos temas y hacer medias no siempre es lo más justo y acertado. Y por último al profesorado nos queda la obligación de decidir si el alumno promociona de curso o no y si titula o no si está al final de la etapa con lo que volvemos al principio de la intervención se nos exige seleccionar o segregar al alumnado. De esa forma partimos de la inseguridad de conocer si hemos evaluado bien o no y desde la conciencia de que nuestra decisión va a determinar en parte el futuro de las personas.

El colectivo de docentes debe realizar un gran esfuerzo para conseguir articular procedimientos para evaluar, calificar, promocionar y titular que conjuguen de la forma más justa  y equitativa posible los méritos individuales, paliando en lo posible los efectos segregadores que podemos provocar con nuestros juicios.

Tenemos que ampliar nuestras ideas de evaluación incluyendo nuevas herramientas y procedimientos para medir los conocimientos adquiridos y las destrezas desarrolladas. No podemos conformarnos con saber las notas de los exámenes para valorar a nuestros chicos y chicas.

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash