Educar desde las artes escénicas

foto-final-cortada

Cuando los alumnos del IES Profesor Pablo del Saz de Marbella pasan a 4ºde ESO lo que más ilusión les provoca no es la graduación o el viaje fin de curso, sino el musical.

Durante todo el curso ensayan, graban, pintan y bailan con el objetivo de subir al escenario en el mes de junio y demostrar que en el instituto no solo se aprenden fórmulas, idiomas y fechas.

Los artistas del Pablo del Saz luchan contra su timidez y sus inseguridades, trabajan en equipo, mejoran su autoestima y sus habilidades sociales, desarrollan su memoria a la par que su sensibilidad por las artes escénicas, aprenden a manejar una mesa de mezclas y luces, a construir una gran estructura móvil o a diseñar el vestuario de todo un equipo artístico.

Todo comienza con un casting donde dan todo de sí mismos, leyendo unas líneas o bailando en grupo. Tras esa prueba el musical se adapta a los alumnos, a los que quieren más protagonismo, a los que quieren pasar desapercibidos o a los que sólo quieren bailar y siempre hay un papel para cada uno.

A partir de ahí, todas las semanas se entregan ensayando escenas y complicadas coreografías en las que llegan a participar más de 60 alumnos. El papel de cada uno es importante y saben que, si un día uno falta al ensayo, sus compañeros notarán su ausencia y la escena se resentirá. En los recreos y por las tardes se preparan y ensayan las frases con música y efectos sonoros para que el sonido, el día del estreno, sea perfecto.

Mientras tanto, en el taller, se preparan los decorados. Con papel, cola, agua y pintura se da forma a espadas, frutas y candelabros. Con gomaeva y silicona se crean gorros, cofres y estandartes. Incluso un viejo palé de obra pueden convertirse en una alfombra voladora. Cualquier viejo objeto puede servir y ser reciclado, así que todos, alumnado y profesorado, colaboran cosiendo, pegando y pintando.

Cuando llega el mes de junio ya sentimos que se acerca el gran día, así que nos trasladamos al Palacio de Ferias y Congresos para que los alumnos conozcan de primera mano un escenario, unas bambalinas y una cabina de sonido. Cada cual carga con algo: una nube gigante hecha de algodón, lanzas, un puesto de verduras para el mercado o unas grandes banderolas doradas. Toda ayuda es poca. Maquillaje, vestuario, decorados,…nada puede fallar. Durante los preparativos y el ensayo general los nervios están a flor de piel, pero saben que todo saldrá bien porque confían los unos en los otros.

Y al fin llega el momento que todos estaban esperando. Se abren las puertas y el público corre a sus asientos porque sus hijos, sus hermanos, sus amigos y sus alumnos van a demostrar que son unos artistas.

Este curso 2016-2017 los estudiantes de este instituto marbellí se subirán de nuevo al escenario a representar una versión de la obra “Aladdín”, como ya hicieran sus compañeros en años anteriores con este musical o con “El Rey León”.

Preparativos Aladdin 1ª parte (en el instituto).

Preparativos Aladdin 2ª parte (en el Palacio de Ferias).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *